Helen Fares de Libbos

El corazón humano implora ayuda

Por Helen Fares de Libbos | Estoy muy satisfecha por la labor que venimos realizando desde hace 2 años en compañía de mi hija Layla, quien es parte primordial de esta obra, junto con la congregación religiosa, “La Cofradía Sacerdotal San Pablo Apóstol” que es una comunidad que tiene sedes en Guaymaral, Suba, Soacha, Bosa y Casa La María, en la que estoy enfocada en apoyar y donde actualmente hay 8 jóvenes. Estos jóvenes reciben capacitación en las áreas de filosofía, psicología y teología. En este lugar actualmente tiene al cuidado integral y permanente a 17 adultos mayores y 5 de paso, labor que realizan todos los integrantes de la cofradía, en cabeza su fundador el Padre General Roy Contreras, que es muy loable.

Merecido reconocimiento

Por Helen Fares de Libbos | Hoy quiero contarles que desde hace muchos años he sido cliente del banco de occidente de las sucursales calle 100 y 114 con 7ma, he tenido la fortuna de conocer a sus empleados, unos profesionales en sus respectivas funciones, a Clara Marcela Estrada Peñuela, Ana María Casanova, Margaret Bohórquez, Fernando Castañeda, Ángel Muñoz, Laura Rodríguez y John Montes.

Hoy más que nunca con la familia Ballesteros – Villamizar

Por Helen Fares de Libbos | Quiero ofrecer mis sinceras disculpas a toda la distinguida familia Ballesteros por el garrafal error involuntario cometido al publicar el artículo «Mi gran amigo ‘Chucho Carrillo'» expresando las condolencias por el fallecimiento de Jesús María Carrillo Ballesteros, cuando en realidad, en esa fecha era el deceso de su querida madre, Teresa de Jesús Ballesteros, y hoy desafortunadamente, la nefasta noticia de la muerte de Amparo de Jesús Villamizar Peñaranda, miembros primordiales de esa prestigiosa familia, de quienes estoy segura que con la fortaleza que Dios les concede, podrán superar estas tan irreparables y dolorosas pérdidas.

Las letras universales y el periodismo están de luto

Por Helen Fares de Libbos | Hoy a sus 81 años en horas del mediodía, nos dejó el zipaquireño Germán Castro Caycedo, maravilloso esposo, padre y abuelo, un brillante, exitoso escritor, cronista y periodista colombiano, quien se caracterizó por plasmar en sus obras múltiples expresiones auténticas de la realidad de Colombia y el mundo, por lo que fue laureado con los diferentes galardones de talla nacional e internacional.