No escribo para vivir, vivo para escribir


ESCRIBIR ES UNA NECESIDAD

(De la obra “El Odio no se escribe” Edición julio 2011)

Por Helen Fares de Libbos

Escribo con mis venas, con el recuerdo, con sentimientos del pasado.
Escribo con las venas de mi mente, no es con lápiz o de la misma forma que leo los libros.

Leer sirve para orientarnos sobre el pasado y lo que vivimos hoy.
Mi deseo de escribir empezó cuando yo tenía 6 años.
Prometí cumplir lo que en la vida le toca a una mujer, casarse y tener hijos.
Cumplí todo lo que soñé.

Sacar mis hijos adelante fue un proceso difícil, pero lo hice al pie de la letra y me quedó tiempo para mis nietos.

Nunca imaginé que iba a salir en televisión debido a mis libros.
La entrevista fue con la gran periodista Amparo Peláez.
No me dijo las preguntas que iba a hacer y no pude preparar las respuestas.
Yo hablé del país que me recibió, dije lo maravilloso que era vivir en Colombia, pero no esperé que me preguntará:
“Usted habla muy bien del país, que es un paraíso, pero ¿qué opina de la guerrilla?”
Con la sorpresa, pero teniendo claro mi pensamiento le contesté:
“los guerrilleros son hijos de este país
y debemos aprender a convivir con ellos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.