No escribo para vivir, vivo para escribir


AMISTAD

(De la obra “Canto a la vida” edición abril 2010)

Por Helen Fares de Libbos

He luchado por conservar el verdadero
valor de la amistad; yo soy consciente
que de esto depende el apoyo que recibo,
de la buena amistad para realizar
y cómo partir los logros.

La verdad es que el hábito no hace
al monje, pero si lo determina. Además,
recuerda que una imagen dice más que
diez palabras: especialmente para
uno mismo.

Creo que lo único que no tenemos, es una
segunda oportunidad en la vida
para vender una primera buena
imagen.

Todo lo que me propongo en mi vida
lo consigo.
Soy responsable tanto del éxito
como del fracaso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.