LA LUCHA

(De la obra el odio no se escribe edición julio 2011)

Por: Helen Fares de Libbos.

Nuestra lucha no es nuestra, es de la naturaleza que batalla para ser cada vez más perfecta. Tengo que escribir mis inquietudes y guardarlas, para que tiempo después, puedan embellecer los hogares de mis hijos.

Me divierto y soy feliz.
La fortuna está a mí servicio para darme paz, armonía, felicidad y popularidad, para que así pueda repartirla entre los demás. En mi hogar invito al optimismo, a la generosidad, al amor, y eso me divierte. Salgo de mi encierro, viajo, soy bondadosa, hago favores, soy la fe en persona y por ningún motivo riño con nadie.

Busco a la gente, la invito a la mesa de mi casa, para compartir con ellos el bocado, como socios en algún proyecto que nos conviene.

Reflexión: acerca de cómo armonizar la vida con los demás, con paz y serenidad, y a otros con la filosofía, la cultura y la educación.

Favoreciendo todo lo relacionado con la moda, arte, flores, reuniones sociales, conciertos, exposiciones, lujo, belleza y recibí la invitación por participar al evento por parte del Jardín Botánico de Medellín en octubre 26, 27 y 28 de 2009.

Fecha muy especial para mí, Festival Días Cocina Árabe, fui chef, expuse danza árabe y tuve el privilegio de compartir en este evento, con un chef español quien presentó además de su gastronomía, el baile de su tierra.
Pero hubo otra situación muy emotiva, luego de que alguien me preguntó si quería decir algo, salí ante cerca de 400 personas que asistían al evento y expresé: COCINAR ES UN ARTE DE AMOR, gustó tanto esa frase, que fui ovacionada por el público presente, por tal motivo dicha expresión la plasmé en un libro que lleva el mismo nombre.

En el orden financiero me siento bien, busco la compañía de quienes más me admiran, me hago querer y es con quienes trato de compartir el bocado con amor.

El hombre es social por naturaleza y la naturaleza nos ama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.