CIUDAD Y SENTIMIENTO: Grandes

Por Jorge Enrique Santacruz

Ayer me dijeron que no se entendía la frase “algo va de ayer a hoy”. Pues bien, hoy daremos explicación con lo que tenemos a la mano: el ciclismo.

Ayer nos entusiasmaba “La vuelta a Colombia” “La vuelta a Oriente” en Antioquia, “La clásica a Boyacá”, “El clásico RCN” “La domingo a domingo” en el Valle del Cauca, “La doble a la Pintada” etc. Y todas ellas con sus características muy marcadas de montaña unas y planas otras.

Hoy lo hacemos con el “Tour de Francia”, el “Giro de Italia”, La vuelta a España, el Critérium Dauphine y muchas otras que se corren en Europa y América. Ayer teníamos ciclistas apodados con términos de nuestra tierra; Zipas, ñatos, brujas, príncipes estudiantes, cóndores, águilas, balas, niños, hechiceros, tigrillos, papayas, jardineros, verdaderos héroes del ciclismo nacional. Su calidad y capacidad como ciclistas se ganaron que los llamaran los “escarabajos” siguiendo la tradición de un apodo generado en un principio por Ramón Hoyos Vallejo.

En 1955, El Espectador envió a su mejor reportero a entrevistar —por cinco días— al hombre del momento en el deporte colombiano: Hernán Hoyos Vallejo. El elegido para hacerlo fue Gabriel García Márquez, y escribió: “Cuentan que al verlo llegar a la meta, el
narrador deportivo José Enrique Buitrago, viéndolo todo desbaratado y molido por las caídas, pensó en medio de la emoción: “¡No es un humano, es un saltamontes en bicicleta!”. Pero lo que en realidad había dicho era: “¡No es un humano, es un escarabajo
en bicicleta!”. Se había confundido de insecto. Y lo demás es historia”.

Hoy los tenemos con apodos muy contemporáneos: Nairo “man”, Superman López, Chavito, Rigo “GO” Bernal “el niño maravilla”
Con ellos y muchos otros más, podemos hacer un directorio telefónico y nos faltarían páginas. Colombia es tierra de ciclistas.

Ayer se escuchaban las narraciones de las carreras por radios transistor, hoy se ven por TV.

Ayer, entre muchos de los que nos las narraban estaban los Carlos Arturo Rueda, Armando Moncada Campuzano y Alberto Iragorry.
Hoy son los Mario Sabato, Oscar Restrepo. Santiago Botero y Georgina “Goga” Alejandra Ruiz Sandoval.

Ayer no hacían pruebas ni de gripa, comían panela, bocadillos y andaban en bicicletas de “carrera”, hoy, pruebas antidoping todos los días y todo el año, dietas especiales y unas bicicletas super personalizadas que cuestan millones.

Ayer lo hacían por la región y la patria, hoy por millonadas y empresas multinacionales.

¿Cierto Egan?

Pero como la Divina Divisa ayer y hoy siguen siendo grandes.

Algo va de ayer a hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.