La OMS confirmó el primer caso del virus de Marburgo en Guinea

Las autoridades sanitarias de Guinea alertaron, a inicio de agosto, que se registró el primer caso de una enfermedad virulenta, la cual fue detectada en el sur del país, donde su propagación se emitió por primera vez en África Occidental el pasado mes de julio.

IMAGEN DE PRAXIS FÜR PSYCHOSOMATISCHE MEDIZIN DE PINTEREST

Por Martín Casanova Piraquive | 18/08/2021.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), informó que se registró el primer caso de una enfermedad sumamente virulenta en el sur de Guinea y en algunos países de África Occidental como Liberia y Sierra Leona.

El Ministerio de Salud de Guinea, reportó la evidencia de más de 155 casos de una enfermedad hemorrágica severa, similar al ébola, la cual se detectó en la prefectura de Guéckédou, donde un paciente perdió la vida este lunes 9 de agosto y cuyos síntomas fueron presentados un mes antes.

El Instituto Pasteur de Dakar, Senegal, confirmó que un día antes se tomaron muestras del virus en el paciente de Guéckédou y luego fueron analizadas en el laboratorio nacional guineano y de la prefectura, debido a que la detección se produjo menos de dos meses después de que el país declarara el fin de su brote más reciente de ébola, que comenzó a presentarse a principios de este año y que causó la muerte de 12 personas.

Asimismo, las autoridades de salud del país indicaron que más de 4 personas tuvieron contacto con el paciente fallecido, donde uno de ellos era un sanitario y 3 eran familiares cercanos, por lo que su salud se vigila de cerca para evitar contagios crecientes.

El virus de Marburgo (EVM) es un patógeno perteneciente a la familia Filoviridae (filovirus), el cual se transmite al ser humano mediante una fiebre aguda acompañada de hemorragias externas e internas denominada como fiebre hemorrágica de Marburgo (MHF), la cual causa una serie de síntomas como dolores musculares, dolor de cabeza y conjuntivitis, seguidos de malestar en la garganta, vómitos, diarreas, erupciones cutáneas y hemorragias, que provoca una elevada tasa media de mortalidad del 50%.

Según la OMS, este virus es un primo del Ébola con el que comparte numerosas características y se transmite a través de los murciélagos de la fruta (rousettus), de la familia Pteropodidae, que habitualmente son considerados como los huéspedes naturales de este patógeno, el cual se propaga por el contacto directo de los fluidos corporales de las personas infectadas o con superficies o materiales. También puede ocurrir si se entra en contacto con fruta contaminada por esa especie.

Esta enfermedad viral fue descrita por primera vez en 1967, presentándose mediante brotes pequeños en dos ciudades de Alemania y en Belgrado, Serbia, donde trabajadores de una compañía farmacéutica estuvieron expuestos a extraer cultivos celulares, a través de tejidos de riñones que fueron infectados por simios verdes ugandeses (Chlorocebus aethiops), donde más de 31 personas contrajeron la enfermedad y siete de ellas murieron. Se cree que el virus de Marburgo puede ser endémico en muchas áreas del África Central.

Los expertos sanitarios afirman que no hay ningún tratamiento de eficacia demostrada para neutralizar el virus, pero existen varios tratamientos hematológicos, inmunológicos y farmacológicos, en fase de desarrollo, que pueden mejorar las probabilidades de sobrevivencia de los pacientes.

En África, los primeros casos de esta enfermedad se presentaron en la década de los 1980s y se dieron en naciones como Sudáfrica, Angola, Kenia, Uganda y en República Democrática del Congo. El caso más grave de esta enfermedad se dio en 2005, en el norte de Angola, donde hubo más de 374 personas infectadas y dejó 329 muertos.

Por su parte, la vocera de la OMS, Fadela Chaib, afirmó que las autoridades sanitarias de Guinea se encuentran trabajando para examinar a las personas que estuvieron en contacto con el hombre que padeció de esta enfermedad, por lo que se esperan los resultados.

También indicó que Guinea se encuentra en alerta frente al eventual brote de esta virulenta enfermedad, al igual que los países fronterizos donde se registró el contagio y el Ministerio de Salud y el gobierno lanzaron una campaña sanitaria para que la comunidad ayude a evitar la propagación de este virus.

Por último, un equipo inicial de 10 expertos de la OMS se encuentra sobre el territorio de Guéckédou para investigar el caso y apoyar la respuesta a la emergencia en Guinea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.