¿Decretos por decretar?

Por Fernando Calderón España

Los decretos 307 y 504 que redujeron los aranceles a cero de más de 200 insumos básicos para la agricultura parecen tener, para usar un término relacionado con el sector, una improductividad elocuente. Es decir, inutilidad a toda prueba, pues los agricultores han dicho que el 94% de los fertilizantes que entran al país no tenían impuestos antes de que se expidiera la norma y empresarios de las confecciones dicen que los productos a los que se refieren los decretos no se usan.

El presidente de la SAC le dijo a El Tiempo que, en los decretos, las materias primas que se usan en la alimentación animal como maíz y soya no tenían aranceles antes de los decretos y esas materias primas son usadas en la mayoría de alimentos animales.

El presidente de la Cámara Colombiana de Confecciones y Afines, Camilo Rodríguez también criticó los decretos porque en ellos hay 40 subpartidas de algodón, pero no se incluyeron las más demandadas. Estas afirmaciones aparecieron en El Tiempo hoy domingo 8 de mayo en Primer Plano.

Eso es lo que yo calificaría como “onanismo oficial”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.