Científicos de la NASA lograron determinar el interior profundo de Marte

IMAGEN DE JAY SULLIVAN DE PINTEREST

Por Martín Casanova Piraquive | 28/07/2021.
Científicos de la NASA registraron con éxito la estructura interna del planeta Marte, a partir de datos sísmicos que fueron captados a través del sismómetro SEIS de la misión InSight, donde confirmaron que su núcleo inferior contiene aproximadamente la mitad del radio de la Tierra.

En un artículo de tres páginas publicado por la revista científica Science el 23 de julio, indicó que, por primera vez en la historia de la ciencia, investigadores de la NASA pudieron registrar el tamaño del núcleo marciano, a través de ondas sísmicas, donde lograron determinar que su radio es de alrededor de unos 1.840 kilómetros, por lo que esto evidenció que es 200 veces más grande de lo que se había predicho hace 15 años, desde que se planeó la misión InSight.

Los científicos habían predicho en los movimientos sismográficos que la corteza que se encuentra cerca a las capas internas del ecuador del planeta rojo tiene un grosor de entre 25 y 45 kilómetros, por lo que había sido una estructura interna poco conocida y que su centro está completamente fundido.

Se cree que este núcleo contiene el doble de elementos ligeros que el de la Tierra, por lo que está rodeado por un manto de silicato donde se formaron muchas de las características tectónicas y volcánicas del planeta. Por lo tanto, los elementos más abundantes que se encuentran en la corteza del planeta rojo son el hierro, magnesio, aluminio, calcio y potasio.

A medida que se fue formando el Sistema Solar, la Tierra y Marte se fueron calentando con el polvo y grandes grupos de material meteorítico que orbitaban alrededor del Sol. Durante las primeras decenas de millones de años, el planeta rojo se separó en tres capas distintas como la corteza, el manto y el núcleo, mediante un proceso llamado diferenciación.

Antes de que la sonda espacial InSight de la NASA aterrizara en Marte en noviembre de 2018, los demás rovers y orbitadores que se encontraban estudiando la superficie marciana, recibieron una señal de aviso a través de los satélites de la misión Mars Cube One (MarCO), de que la nave había aterrizado con éxito en la llanura Elysium Planitia.  Después del aterrizaje, la sonda espacial tardó tres meses en desplegar y poner en marcha el sismómetro del módulo estacionario para perforar y observar el suelo del planeta rojo.

Según la NASA, los terremotos que se provocan en la Tierra son causados por el desplazamiento de las placas tectónicas. Sin embargo, Marte no tiene placas tectónicas, por lo que en su corteza interior se forman fallas y fracturas, debido a las tensiones causadas por la ligera contracción del planeta, a medida que su superficie comienza a enfriarse de seguido.

Este nuevo descubrimiento geológico fue registrado a través del Experimento sísmico para estructura interior (SEIS por sus siglas en inglés) el cual forma parte de la misión InSight y del Programa Discovery de la NASA y a su vez, es administrado por el Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la agencia en Huntsville, Alabama, EE.UU., donde se llevó a cabo una serie de cálculos, a través de mediciones sísmicas y mapas en 3D en un lapso de 235 días y dieron como resultado el hallazgo de un “martemoto”, con un radio de unos 1.840 km que se presentó debajo de la corteza marciana.

Los científicos de la misión InSight NASA explicaron que estos eventos sísmicos podrían llegar a los 20 kilómetros de profundidad con un manto de 1.560 kilómetros de grosor bajo la corteza de Marte, por lo que el núcleo tendría un radio de 1.830 kilómetros, mientras que los investigadores de la Universidad de Zúrich concluyeron que la corteza baja del planeta rojo contiene un grosor de entre 25 y 45 kilómetros, cerca del ecuador marciano.

También confirmaron que las ondas sísmicas de los martemotos viajaron a través de los diferentes materiales del interior marciano, lo que les permitió estudiar la estructura interna del planeta, debido a que este procedimiento les ayudó a comprender la investigación de este misterioso interior marciano para definir cómo se formó la Tierra y los otros planetas del Sistema Solar.

Por su parte, el docente del Departamento de Ciencias de la Tierra de la ETH de Zúrich y autor principal del artículo, el doctor Amir Khan, confirmó que en la corteza del planeta rojo se detectó un sonido directo y luego se escuchó el eco de un reflector en las profundidades del suelo.

Por otro lado, docente Simon Stähler de la ETH de Zúrich, indicó que el núcleo que se encuentra en el corazón de Marte tiene un radio de 1.830 kilómetros (1.137 millas).

Los científicos sostienen que ya cuentan con toda la información necesaria para comparar el interior de Marte con el de la Tierra, por lo que continuarán utilizando los datos recolectados del InSight, para confirmar si realmente vieron un terremoto o un ruido causado por el evento sísmico de del terreno.

Los resultados de esta nueva investigación geológica se encuentran publicados por la revista Science.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.