China aspira a que la economía mundial se recupere en la segunda mitad de 2021

IMAGEN DE BUTTERWORLD DE PINTEREST

Por Martin Casanova Piraquive | 20/07/2021.
China pronosticó que, en la segunda mitad de este año, habrá una ligera recuperación en la economía mundial, como propósito de que los países saldrán de la crisis por la pandemia del Covid-19 de manera constante.

La pandemia de COVID-19 provocó pérdidas sin precedentes en la economía mundial, ya que los Gobiernos de todo el mundo cerraron las fronteras para detener la propagación de la infección mortal. Las economías se cerraron cuando las industrias dejaron de funcionar, lo que provocó una pérdida masiva de puestos de trabajo La tasa de crecimiento del PIB caerá de una alta tasa de crecimiento del 18,3% en el primer trimestre a la del segundo trimestre, alrededor del 7,9%.

En la segunda mitad del año, la incertidumbre provocada por los cambios en el entorno externo es la mayor variable que afecta a la economía de China. Sin embargo, la prevención y el control de epidemias globales no sincronizados, la recuperación económica desigual, la intensificación de los juegos políticos y económicos y el calentamiento esperado de la política monetaria de Sistema de Reserva Federal de Estados Unidos (FED) han incrementado la incertidumbre externa.  

A principios del mes de julio, el Banco de China (BoC) pronosticó que, en el tercer trimestre de 2021, habrá un crecimiento global del 5,8%, donde las actividades de producción económica y financiera a nivel mundial, alcanzarán gradualmente el nivel prepandémico, aliviando el desequilibrio entre la oferta y la demanda, con el fin de revisar las operaciones económicas y financieras chinas y mundiales.

El Fintech reveló que la recuperación económica de EE.UU. alcanzó su punto máximo y se acerca al punto de inflexión de la política monetaria. Los principales países han elevado su inversión en industrias de alta tecnología y de uso intensivo. Por lo tanto, el consumo también se ha recuperado y se está acelerando en el mercado internacional, pero es posible que la demanda interna no pueda compensar la desaceleración del crecimiento de la demanda externa.

También confirmó que el BoC analizó por separado el nodo de tiempo, la ruta de operación y el impacto potencial del cambio de la política monetaria en las principales economías mundiales y destacó que es probable que la recuperación económica mundial comenzara a acelerarse en la segunda mitad del año, por lo que a nivel regional, habrá un proceso desigual debido a un mayor apoyo político y una vacunación más rápida en las economías desarrolladas.

Además, destacó que las economías desarrolladas como Japón, Alemania y Francia se repitieron nuevamente la epidemia, mientras que las emergentes como América Latina, África y Asia aún se está extendiendo, por lo que esto afecta la tendencia de recuperación económica mundial.

Por su parte, la Oficina Nacional de Estadísticas informó que PIB de China se desaceleró en el segundo trimestre del año en un 7.9%, como consecuencia de la lenta recuperación del consumo interno, mientras que las empresas locales enfrentaron el aumento del costo de las materias primas.

El economista y gerente del banco ING para China, Iris Pang, indicó que los datos de la actividad económica sugieren que el país se encuentra bien encaminado por la senda de la recuperación, el principal riesgo concierne a la escasez de semiconductores, que podría limitar el crecimiento de la producción y de la exportación en los próximos trimestres.

Asimismo, el economista de la consultora Capital Economics, Julian Evans-Pritchard, aseguró que el efecto rebote postcovid en China se va calmando, debido a que la economía local se encuentra por encima de su tendencia antes de la pandemia, por lo que el apoyo de la política se va retirándose gradualmente.

Por otro lado, la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, indicó que, a principios de este mes, el mundo se enfrentará a una recuperación de dos vías ante las dramáticas diferencias en la disponibilidad de vacunas, las tasas de infección y la capacidad de brindar apoyo político.

En un estudio publicado a principios de este año, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), informó que, en 2020, se perdió el 8,8 % del total de horas de trabajo, a comparación con el cuarto trimestre de 2019. Entre enero y septiembre de 2020, la economía china aumentó en un 0,7%, en comparación con el mismo lapso del año anterior y se espera que el crecimiento económico aumente cada vez más, gracias a las medidas de reactivación y al control de la pandemia que implementó el país.

En este tercer trimestre, se esperará a que las políticas macroeconómicas mantengan la continuidad y la estabilidad, con el fin de que las finanzas aceleren la implementación de grandes proyectos de construcción durante el período del 14º Plan Quinquenal y se implemente un mecanismo normalizado de fondos fiscales directos, para que el crecimiento del PIB sea de alrededor del 6,3% y el crecimiento anual del PIB sea del 8,8%.

Por último, el presidente de China, Xi Jinping, anunció el viernes 16 de julio, que el país dará USD$3mil millones durante los próximos tres años, para ayudas humanitarias para enfrentar la emergencia del covid-19 y para la recuperación económica en países en desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.