Blue Origin lanza al espacio obra de arte pintada en una capsula

El día 26 de agosto, la empresa estadounidense de transporte aeroespacial Blue Origin lanzó al espacio una obra de arte pintada en una capsula en su octavo vuelo consecutivo y la regresó en minutos a la Tierra.

Foto tomada del video proporcionado por Blue Origin muestra la cápsula antes del lanzamiento del cohete New Shepard, de local10.com

Por Valentina Bohórquez | 29/08/2021.
En la mañana del 26 de agosto, desde el desierto del oeste de Texas Blue Origin lanzó una obra de arte en una capsula, donde también iban miles de postales de niños y un experimento de navegación para alunizaje. Esto sucede un mes después de que la empresa haya enviado a su fundador, Jeff Bezos, en el primer vuelo de pasajeros de la compañía.

Por otro lado, nadie iba a bordo en el reciente vuelo, el cual duró 10 minutos e incluyó otros experimentos apoyados por la NASA.

Según la cuenta de Twitter de Blue Origin, el propulsor aterrizó en una posición vertical minutos después del despegue, ya en el aire experimentó ingravidez a una altitud de 105,9 kilómetros y cayó en paracaídas. 

Pero lo interesante de este vuelo es el hecho de que se lanzaron al espacio obras de arte, ya que con ayuda de la empresa Uplift Aerospace Inc, volaron 3 retratos del artista ghanés Amoako Boafo, pintados en las cubiertas de la capsula como parte de su nuevo programa de arte en el espacio.

Estos retratos son de la madre de Boafo, la madre del artista Otis Kwame Kye Quaicoe, amigo de Boafo, y un autorretrato del mismo Boafo.

Previo al lanzamiento, el artista explicó que su autorretrato mirando al cielo explica mejor lo que el proyecto significa enormemente para él, ya que afirma que creció “sabiendo que el cielo era el límite” y ahora está trabajando en un proyecto que supera todos los límites, según dice él “va más allá del cielo tal como lo conocemos”.

Así mismo, Blue Origin lanzó al espacio miles de postales enviadas por niños, algunas con temática espacial gracias al club for the Future, una fundación educativa sin ánimos de lucro de la empresa, enviadas en su octavo vuelo consecutivo al espacio del New Shepard y además el décimo octavo aterrizaje exitoso desde que se iniciaron los vuelos en 2012.

El principal objetivo de este vuelo de investigación fue probar un sistema de navegación diseñado para el uso a bordo de módulos de aterrizaje lunares tripulados para el programa Artemis de la NASA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.