Resuelva las dudas más recurrentes sobre la vacunación contra el COVID-19 en adolescentes

Imagen: Cadena SER

Por Myriam Manosalva 11/09/2021.
La vacunación en la población adolescente contra el COVID-19 ha aumentado en consecuencia del incremento de casos de contagio y de hospitalizaciones por esta causa, donde la mayoría de pacientes infectados presentan la variante delta. Esto sugiere que los padres que se encontraban indecisos sobre vacunar a sus hijos, finalmente tomaron la decisión obligados por el estado de salud de los niños que adquirieron el coronavirus.

En Estados Unidos se registró un gran aumento en la aplicación de la vacuna en el grupo de jóvenes entre los 12 y los 15 años, a partir del momento en que la FDA aprobó la vacuna de dos dosis de Pfizer/BioNTech para este grupo. En término de cinco días se vacunó a 600.000 niños, según lo revelado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés). Pero estos ánimos por la vacunación decrecieron bruscamente luego de que diversos medios de comunicación señalaran el vínculo entre la vacuna y la miocarditis, o inflamación del corazón, en los jóvenes.

A día de hoy persiste la preocupación por los diversos efectos secundarios que la vacuna pueda generar en los pequeños. A continuación resolvemos algunas de las dudas que prevalecen al respecto.

¿La vacuna en niños siempre provoca miocarditis? Los casos registrados son una minoría, y la mayor parte de los casos registrados, se ha presentado en varones luego de la segunda dosis, con síntomas muy leves y de rápida recuperación. Esta condición se evidencia con dolor de pecho, palpitaciones y fatiga.

¿Los adolescentes con COVID-19 pueden recibir la vacuna? No, los padres deberán estar atentos a la desaparición de síntomas y tras el adecuado tratamiento, realizar a los niños una prueba de COVID-19 que deberá salir negativa , para llevar a sus hijos a vacunación.

¿Los niños pueden retomar su vida habitual tras la vacuna? Los jóvenes no deberán realizar actividad física, sobretodo con el brazo en que se aplica la vacuna, ni exponerse al sol. En caso de presentar efectos secundarios deberán tomar reposo.

¿Qué síntomas pueden presentarse tras la vacunación? Las vacunas que se aplican a los adolescentes son muy seguras, sin embargo todo medicamento puede generar efectos secundarios, que de aparecer, en su mayoría son leves y pasan de manera rápida. Estos pueden ser fatiga, escalofríos, dolor de cabeza y brazo, y fiebre en bajas temperaturas.

¿Qué pasa si la aplicación de esta vacuna coincide con otras? Si la aplicación de la vacuna contra en COVID-19 coincide con la aplicación de otras vacunas para enfermedades como tétanos o meningitis, entre otras que suelen aplicarse entre los 12 y 15 años, se recomienda administrarlas con una semana de por medio, para evitar que una sustancia sea opacada por la otra y que alguna de las dos no tenga el efecto deseado en el organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.