Los Bacha Bazi: los niños que son convertidos en esclavos sexuales en Afganistán

Cientos de niños y adolescentes en Afganistán son expuestos a una práctica de explotación sexual y de entretenimiento, que es considerada como una tradición por la comunidad, en donde no existen penas ni castigos por la ley estatal.

IMAGEN DE ASLI OMUR DE PINTEREST

Por Martín Casanova Piraquive | 22/08/2021.
Mediante la actual crisis política que está ocurriendo en Afganistán, a causa de la toma del poder por parte de los talibanes, varios organismos internacionales han alertado que los niños se enfrentan a graves amenazas violentas e ilícitas, debido a la pobreza, la inseguridad, la existencia de grupos armados, la falta de un estado de derecho, la corrupción y que son excluidos a ejercer la educación y aislados a la salud y recreación.

En un informe publicado por la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán (AIHRC), explicó sobre una práctica tradicional bastante implacable, en donde los menores de edad son expuestos a ser abusados sexualmente y para entretener con bailes a hombres poderosos o comandantes militares, prácticas que ponen en peligro sus vidas, pese a que está prohibida por la ley sharia y el código civil afgano.

También indicó que las víctimas sufren de trauma psicológico y estrés, generando una especie de desconfianza, desesperanza y sentimiento pesimista, debido a las violaciones y abusos que sufren por parte de sus perpetradores.

Esta práctica conocida como ‘bacha bazi’ (en persa, ‘juego de niños’), es una costumbre creada en Afganistán desde la antigüedad, en el que los niños entre los 10 y los 18 años que provienen de sectores rurales y viven en bajo condiciones de pobreza extrema, son comercializados por sus padres a hombres ricos o poderosos, donde son obligados a bailar y a ejercer la prostitución, siendo sometidos a abusos y violaciones, a cambio de comida o dinero. No obstante, muchos de estos niños son secuestrados para luego ser vendidos con el fin de ser explotados.

Este negocio se desarrolla en varias partes de Afganistán y el noroeste de Pakistán, donde los hombres mantienen a los niños como símbolos de estatus y, a su vez, son utilizados como escudo de protección, por lo que las autoridades están apenas tratando de acabar con la práctica, pero muchos dudan que esto se solucione, ya que muchos de los compradores son poderosos y están armados.

Durante la Guerra Civil afgana, luego de que los talibanes llegaron al poder en 1996, esta práctica era prohibida, junto con la homosexualidad, ya que lo consideraron incompatible con el islam, por lo que esto conllevaba la pena de muerte y muchas veces los niños eran acusados, ​​en lugar de los perpetradores. A pesar de la preocupación internacional y su ilegalidad, la práctica continuó bajo el gobierno post-talibán.

En enero de 2017, esta práctica fue prohibida por primera vez en país islámico, luego de que se implantó una ley actualizada contra la trata y el contrabando, que establece que los perpetradores fueran condenados a prisión prolongada, pero rara vez se aplicaba, por lo que la policía ha sido cómplice de los delitos relacionados y ha estado vigente en lugares secretos.

Según la ONG Save The Childern, estos niños suelen acudir a eventos sociales especiales, donde son sometidos a vestirse y a maquillarse como mujeres, tienen que bailar ante un círculo lleno de hombres. Sin embargo, muchos de estos menores pasan el día y la noche con sus dueños por lo que no pueden ni asistir a la escuela y son forzados a hacer algún tipo de práctica sexual.

Cabe resaltar que los datos concluidos de la AIHRC, indicaron que la mayoría de las víctimas de esta práctica son niños menores de 18 años y el 56% de los perpetradores que abusan de estos menores, tienen entre 31 y 50 años.

Según un reportaje realizado por NT24, el 19 de agosto, un comandante talibán aseguró en un video que abusó de más de 3mil niños, en donde señala que la mayoría fueron vendidos por sus padres en una búsqueda desesperada por conseguir dinero.

Por último, la AIHRC han presentado recomendaciones específicas al gobierno y a las instituciones de la sociedad civil afgana sobre la criminalización de Bacha Bazi, para detención y el procesamiento de los perpetradores y la restauración de la salud mental de los niños victimizados, mediante el fortalecimiento de los derechos humanos, la lucha la cultura de la impunidad y realización de programas de capacitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.