La voz de la iglesia se fortalece en la persecución y en el sufrimiento

Roy Contreras P.
Reverendísimo Padre General

Aunque un ejército acampe contra mí, No temerá mi corazón; Aunque contra mí se levante guerra, Yo estaré confiado. (Salmo 27,3).

Somos un cuerpo vivo, ardiente y sediento en amor por Cristo Resucitado, que como antorchas e incólumnes, nos mantenemos fuertes e inmovibles en el deseo de servir en el llamado de ser siervos inútiles, al servicio del Plan Salvifico de Dios, al Orbe entero bajo cielo y tierra que por la acción del Espíritu Santo, y siguiendo la doctrina Paulina que nos motiva, sin importar la exclusión y a los funestos vituperios a los que nos someten, somos la penúltima respuesta de ese Dios que opera en medio de su iglesia.

Quieren silenciar nuestras voces de esperanza, regocijo en la Palabra y en el ejercicio Sacramental en Nombre de nuestro Señor Sumo y eterno Sacerdote. No obstante, como dice nuestro Patrono San Pablo: entre mas nos persigan más fuertes somos por la gracia siempre viva, operante y Salvifica.

Nuestra conciencia no tiene precio porqué nuestra fe y esperanza están sólo puestas en Jesucristo.

La Cofradía Sacerdotal San Pablo Apóstol, en en vista de toda la persecución religiosa a nuestros hermanos en Nicaragua, identificada con el sentido de pertenencia por su iglesia perseguida, se expone igualmente al mundo como nuevos Cristos, martirizados por la persecución religiosa, por la sistematización y la lucha de poderes, por los monopolios políticos del tráfico de influencias en nuestro estado Colombiano y por todos los sacerdotes asesinados en Latinoamérica.

Extendemos los brazos como Cristo para decirle al mundo, que estamos a la espera de ese disparo de gracia, propuesto por los verdugos que quieran silenciar nuestras voces de paz. Gritaremos cada vez más fuerte, ¡Viva Cristo Rey!….

¡Estamos contigo Nicaragua!

Reverendísimo Padre General
Roy Contreras P.
Agosto 11 de 2022.

3 comentarios en “La voz de la iglesia se fortalece en la persecución y en el sufrimiento”

  1. Helen Fares de Libbos

    A pesar de que nos quieren silenciar, de acuerdo a lo que dice San Pablo: “Entre más nos persigan más fuertes somos por la gracia siempre viva, operante y Salvífica”.
    Padre Roy, estamos contigo y con tu comunidad, cada vez seremos más fuertes con el apoyo de nuestro señor Jesucristo que nos llena de fe y esperanza. Nos solidarizamos y apoyamos a todos los creyentes, en especial a nuestros hermanos de Nicaragua.
    Con mucho aprecio.
    Helen Fares de Libbos

  2. Ligia Cárdenas B

    Así es, Reverendísimo Monseñor Roy. Nos unimos en oración y en una sola voz pidiendo por monseñor Rolando de Nicaragua y todos nuestros saserdotes perseguidos. Esto es un atropello contra la libertad de nuestra iglesia.

  3. Si excelentísimo Mons Roy, confiar en la protección de Dios, por todos lados hay persecución. Dios nos.cubra con su manto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.