Entre más escribo, más vivo: LA PAZ

Por: Laila Libbos.

Soy libre. con mucha paz, felizmente descansando del que me tenía trabajando noche y día. Dios por fin se acordó de mí, me quitó una pesadilla que me duró 50 años de mucho sufrimiento.

¡Dios, gracias!

Han sido muchos los que han desconocido mis méritos y talento. Pero ahora con mucho amor, son ellos los que apoyan mis ideas y son tan fieles seguidores míos.

Aprovecho bien esta circunstancia.

Sé que quería echar más responsabilidad sobre mis hombros. Siempre ha sido con disciplina, firmeza, industria, método, orden, perseverancia y voluntad.

Fue un buen momento para animarme mentalmente.

Lo que pretendo lo he iniciado y venzo los miedos.

Puedo aprovechar el tiempo para concretar, en definitiva, los asuntos inmediatos, pero sin desanimarme por recargarme con más trabajo.

Te puede interesar:

No escribo para vivir, vivo para escribir: OLVIDAR

Por Helen Fares de Libbos | No olvido que a cada día le corresponde su…

Entre más escribo, más vivo: DEDICATORIA

Por: Laila Libbos | A todos aquellos que creen posible tener resultados de ganar... ganar…

De regalías tristes

Por Fernando Calderón España | Ahora les dio por defender al petróleo y al carbón,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.