El FMI asumió un rol crítico en el avance mundial del dinero digital

IMAGEN DE FRENZYHOME DE PINTEREST

Por Martín Casanova Piraquive | 02/08/2021.
El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció, este jueves 29 de julio, que deberá asumir un rol fundamental para que los países puedan aprovechar los beneficios y gestionar los riesgos del dinero digital.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), analizó las ventajas y desventajas de adoptar los criptoactivos como moneda de curso legal, donde advirtió que su manejo e inversión puede superar los beneficios, por lo que esto puede ocasionar un riesgo financiero en la economía mundial.

El FMI indicó en un informe que la organización identificará y ayudará a los países a resolver las compensaciones y los desafíos políticos más profundos que están surgiendo, en medio de la crisis por la pandemia del Covid-19.

El documento estableció una relación entre las monedas digitales de un banco central, las monedas estables y el dinero electrónico, en los que se centra los criptoactivos y el bitcoin, donde destacó que estas innovaciones pueden hacer que sus miembros pueden aprovechar los beneficios y gestionar los riesgos del dinero digital y señaló que el organismo de crédito internacional considera que debe asignar el papel de monitorizar, asesorar y ayudar a administrar esta transición compleja y de gran alcance hacia las monedas virtuales.

La entidad añadió que el dinero digital puede conseguir cambios significativos provocado transformaciones rápidas y generalizadas en los pagos electrónicos y las interacciones sociales, para que los pagos sean más accesibles, rápidos y baratos, aunque su uso debe ser regulado y para que eso suceda, las autoridades deberán enfrentar desafíos para establecer que el efectivo logre proteger la estabilidad económica y financiera nacional, mantenga la estabilidad del sistema monetario internacional y sea confiable.

También señaló que las criptomonedas tienen el potencial de proporcionar pagos más baratos y rápidos, con el fin de mejorar la inclusión financiera, así como también, la resistencia y la competencia entre los proveedores de pagos y favorecer las transferencias transfronterizas, pero pueden conllevan riesgos sustanciales para la estabilidad macrofinanciera, la integridad financiera, la protección del consumidor y el medio ambiente.

Por su parte, el consejero financiero, Tobias Adrian, y el subjefe de división en el Departamento de Mercados Monetarios y de Capital de esa entidad, Tommaso Mancini-Griffoli, anunciaron que el uso generalizado de criptoactivos debilitaría la protección del consumidor, ya que podrían perder su riqueza debido a la volatilidad, el fraude, los ataques cibernéticos o los fallos técnicos en la tecnología subyacente, que de otro modo sería sólida.

Asimismo, confirmaron que, en la mayoría de los casos, los riesgos y los costos superarán los posibles beneficios de convertir una criptografía en una moneda nacional pasando a esbozar sus argumentos y expresaron que la revolución del dinero digital debe funcionar para todos los usuarios del mundo, por lo que los países deben guiarla, en lugar de dejarse guiar por las transformaciones tecnológicas.

En conclusión, se prevé que, en 2022, la inflación logre regresar a los rangos que se registraban antes de la pandemia en la mayoría de los países, una vez que estas perturbaciones queden reflejadas en los precios, pero persiste una gran incertidumbre y que sea elevada en algunas economías emergentes y en desarrollo, debido en parte al alto nivel de los precios de los alimentos.

Por último, las preocupaciones anteriores que fueron desacreditadas varias veces, dado a la extracción del Bitcoin, las implicaciones ecológicas de adoptar estos criptoactivos como moneda nacional podrían ser nefastas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.