Colombia aprueba la ley de cadena perpetua para los violadores y asesinos de niños

Luego de más de 15 años de lucha, por fin se aprobó esta ley que también es llamada como Ley Gilma Jiménez, lo que significa el principio de la lucha legalmente para acabar con la violencia que a diario sufren los niños en Colombia.

Hay muchos agresores que debido a la falta de pruebas quedan libres por lo que con esto se busca hacer más justicia.
Foto: Ichigo121212 en Pixabay.

Por Aury Parra | 10/07/2021.
El pasado martes 6 de julio, entró en vigencia la ley que castiga a los abusadores y asesinos de niños y adolescentes con cadena perpetua por lo que, bajo esta ley los jueces podrán sancionar a estas personas por sus delitos cometidos, siendo un gran paso histórico y de justicia para el país.

Tras una larga lucha, esta ley fue aprobada en su cuarto y último debate en el Congreso de la República con el apoyo de 67 senadores, luego de esto pasó a sanción presidencial y contando con el apoyo del presidente de Colombia Iván Duque, se implementó esta ley en el país, siendo una realidad legislativa.

Con la aprobación de esta ley, se modifica el Código Penal, el Código de Procedimiento Penal y el Código Penitenciario y Carcelario, aunque aún hace falta que esta iniciativa sea aprobada por la Corte Constitucional debido a que también se debe modificar el artículo 34 de la Constitución Política para permitir la cadena perpetua.

Esta ley indica que no a todos los abusadores se les condenará con cadena perpetua, sino que solo serán castigados los que cumplan con unos requisitos y agravantes y estos podrán tener derecho a que se les revise su condena llegando al punto de que esta se modifique, pero cabe resaltar que no podrán quedar libres, puesto a que deberán estar en la cárcel como mínimo 50 años.

Lo cierto es que hay muchas personas que afirman que esta ley no solucionará los problemas, conflictos y abusos que a diario se ven en las calles del país por lo que se siguen cometiendo injusticias, pero otras personas aceptan que es un gran comienzo para continuar con la protección de los niños y adolescentes, por lo que es un debate que se encuentra abierto con opiniones dividas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.