Bachelet exige el levantamiento de las sanciones contra Venezuela

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) pide que se levanten las sanciones porque empeora la crisis en Venezuela. Además, alerta del salario de dos dólares mensuales que tienen los funcionarios.

Imagen de Twitter @mbachelet

Por Ángel Yosniel | 19/09/2021.
El 13 de septiembre, se ha presentado un informe sobre la situación de Venezuela entre el año 2020 y 2021, en cumplimento de la resolución 45/2 del Consejo de Derechos Humanos, liderado por Michelle Bachelet, expresidenta de Chile y Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. 

Bachelet reconoce que las acciones impuestas contra Venezuela junto a la pandemia del COVID, ha contribuido a empeorar la crisis económica y social, incluyendo la salud, en plenas negociaciones entre el Gobierno de Maduro y la oposición.

“Confío en que el diálogo político en curso en México pueda conducir a soluciones significativas y se traduzca en mayores avances para la protección de los derechos humanos. También acojo con satisfacción el compromiso de las autoridades con mi Oficina, y confío en que seguiremos profundizando en nuestra cooperación”, expuso la expresidenta.

Informe de la Alta Comisionada sobre la situación en Venezuela 2021

En el informe se expresa la asistencia técnica en diferentes áreas que ha realizado la ACNUDH, así como el fortalecimiento de los mecanismos nacionales de protección y la justicia. También la implementación de recomendaciones de los derechos humanos, la reforma policial y judicial. Además, se han liberado a cientos de detenidos arbitrariamente por el régimen.

“De los casos compartidos a través de nuestros mecanismos de cooperación, 152 detenidos han sido liberados desde junio de 2020. Reitero mi llamamiento a la plena liberación de todas las personas detenidas arbitrariamente y doy la bienvenida a la absolución de Braulio Jatar”, expuso Bachelet en la presentación del informe de la Alta Comisionada sobre la situación de los derechos humanos y la asistencia técnica en la República Bolivariana de Venezuela.

La ACNUDH ha realizado 8 misiones en diferentes estados, y ha visitado 24 puntos carcelarios para realizar recomendaciones sobre los derechos humanos. Además, por la situación de la pandemia el gobierno venezolano ha tenido que desviar los pocos recursos de la salud para el manejo del COVID. Esto ha dejado a los profesionales del sector médico y a otros grupos vulnerables en riesgo.

La expresidenta confirma la terrible situación económica, a pesar de que se están realizando programas económicos y sociales para aliviarla. “Los ingresos siguen siendo dramáticamente bajos e insuficientes para garantizar un nivel de vida adecuado, afectando el acceso a la alimentación y a la educación”.

Lo sorprendente es que el salario de algunos funcionarios es de 2 dólares al mes, por ejemplo, según las cifras oficiales, en el 2020 el 56,1% de los empleados tenían puestos formales. Dos tercios de dicha cantidad trabajaban en el sector público, donde el salario promedio era de dos a cinco dólares.

En el informe se aplauden los esfuerzos realizados por el Gobierno de Maduro, en la implantación de políticas sociales y económicas para luchar contra la pobreza, así como disminuir la brecha de la igualdad de género.

Sin embargo, la mala asignación de los recursos, la falta de mantenimiento en la infraestructura, la baja inversión en los servicios básicos, sumado a los bloqueos económicos y la pandemia, ha propiciado que Venezuela siga en una situación de escasez.

La lista de problemáticas en el país venezolano es extensa, desde las pensiones mensuales hasta los servicios básicos. Tratar de mitigar los impactos negativos es un reto, al parecer el presidente Nicolás Maduro quiere hacerle frente a esta situación, y por ello, ha empezado negociar con los opositores en México.

Una luz de esperanza en el diálogo político entre Venezuela y la oposición

Bachelet ha fomentado el establecimiento de iniciativas de diálogo, con el fin de resolver la actual situación de las elecciones para las universidades autónomas. Confía en que el diálogo que está en curso en México, represente una solución significativa. Si el resultado es positivo, esto sería un avance en el país para los años venideros.

Además, la expresidenta ha alentado a la cooperación internacional: “Suspender o levantar las medidas coercitivas unilaterales sectoriales impuestas sobre Venezuela que impiden los esfuerzos del Gobierno para hacer frente al impacto combinado sobre la población de la situación humanitaria y la pandemia de COVID-19 (…)”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *