Alerta en Latinoamérica: Muertes en Argentina y Guatemala por hongo negro asociado con COVID-19

Imagen: Presencia Universitaria

Por Myriam Manosalva | 08/07/2021.
El hongo negro o mucornicosis, es una infección que se adquiere al entrar en contacto con la bacteria en el ambiente y afecta a pacientes con condiciones preexistentes como diabetes, sida, inmunosupresión iatrogénica y a personas con trasplantes de médula ósea y de órganos. Algunos de sus síntomas son la congestión, el sangrado nasal, hinchazón ocular, además de lesiones negras en la nariz y al interior de la boca. En su estado más avanzado puede afectar piel, músculos, cartílagos y huesos.

El primer caso de hongo negro relacionado con el COVID-19 detectado en Latinoamérica,  se dio en Uruguay el pasado 26 de mayo, se trató de un hombre de 50 años con diabetes. Una semana después se reportó en México el caso de un hombre de 34 años, que adquirió la infección posiblemente por la ingesta elevada de medicamentos esteroides. En Brasil un hombre de 40 años sin comorbilidades también presentó síntomas de hongo negro y fue ingresado a cuidados intensivos.

La devastadora infección ya ha empezado a llevarse vidas en la región, ese es el caso de Argentina donde un hombre de 35 años con antecedentes de diabetes falleció tras presentar síntomas de mucornicosis. Y en Guatemala una mujer de 56 años con antecedentes de diabetes tras padecer COVID-19 y hongo negro finalmente falleció en un centro asistencial.

El hongo puede ser tratado si se detecta a tiempo, se puede proceder con un tratamiento de terapia antifúngica intravenosa, o se puede retirar en cirugía realizando un raspado del área afectada, para erradicar el hongo de las cavidades y evitar la destrucción completa de la zona perjudicada.

Ahora preocupa también la aparición de casos de hongo blanco en la India, donde se presenciaron los primeros casos de hongo negro relacionado con el coronavirus. Un hombre de mediana edad con COVID-19 ingresó a una UCI en Calcuta, y se le suministraron esteroides para afrontar su caso de coronavirus, pero estos redujeron sus anticuerpos, y elevaron su azúcar en sangre, el paciente presentó mejoras pero luego mostró nuevos síntomas preocupantes, ahora relacionados con el hongo blanco o cándida auris, que puede evolucionar a candidiasis viajando por el torrente sanguíneo, afectando el sistema nervioso central y órganos internos y ser resistente a los medicamentos.

Ante la gravedad de la situación y las posibilidades crecientes de adquirir, ya sea, el hongo negro o el hongo blanco, tras padecer COVID-19, se aconseja de manera reiterada el uso de las medidas de prevención como el lavado de manos y el distanciamiento social, así como asistir a la vacunación, pues el coronavirus no parece detenerse y cada vez aparecen más complicaciones, que son más difíciles de controlar con la evolución de la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.