Volcán de la Palma, una de las erupciones más destructivas en la historia de España

El pasado 19 de septiembre, el volcán de la Palma estalló cerca de las 15 horas. Tras siete días de seísmo, el volcán sigue activo y en constante evolución.

Fuente: Instituto Geográfico Nacional (IGN)

Por Ángel Yosniel | 04/10/2021.
Juan Carlos Carracedo, geólogo que lleva casi una vida estudiando la actividad volcánica en Canarias, afirmó que “La erupción de La Palma es sin duda la más destructiva de la historia de España”. Además, no se le puede comparar en daños con la erupción del Timanfaya en la isla de Lanzarote en el año de 1730.

Según el sistema de satélites europeo de monitorización terrestre, Copernicus, la ceniza expulsada al inicio de la erupción cubrió 3.304 hectáreas, causando daños en los lugares cercanos. Un manto de lava fluida, o también llamada colada, afectó cerca de 1.000 edificaciones, de las cuales 880 quedaron destruidas.

También el recorrido de la lava afectó más de 30 kilómetros de carretera, casi el 95% fue destruida.

El sábado la lava emitida fue líquida y se dirige en dirección oeste. Los geólogos dijeron que el manto de lava estuvo saliendo a una temperatura demasiado alta, en comparación a los primeros días. Además, las emisiones eran más explosivas porque los gases estaban abriendo el conducto de emisión.

Sin embargo, ahora persisten las emisiones, aunque menos intensas al estar más limpio el conducto, en consecuencia, la lava sale menos contaminada, fluida, y baja de manera directa hacia el mar.

Los expertos aseguran que la nueva colada podría unirse a la primera, como resultado se podrían ver afectadas otras infraestructuras que no tenían un riesgo inicial.

Los sismos y la lava del volcán de la Palma continúan

“Desde el último comunicado, se han localizado un total de 21 terremotos en el entorno de la erupción del volcán Cumbre Vieja, dos de ellos sentidos por la población. La magnitud máxima registrada es de 3,6 (mbLg) correspondiente al terremoto sentido con intensidad máxima III-IV en la zona epicentral a las 14:13 UTC de ayer”, dijo el Instituto Geográfico Nacional (IGN) en un comunicado en su página oficial.

La misma organización sigue la continuidad de la actividad volcánica, además ha fortalecido la red de vigilancia, reforzando su presencia en la isla. También se trabaja en la recogida de material volcánico para analizarlo.

Esta erupción solo ha afectado el 10% de la isla de Canarias, en la otra parte la vida es normal, no obstante, hay partículas de cenizas por doquier.

Al cierre de esta nota, se ha detectado que en Puerto Rico hay una nube con dióxido de azufre desde el volcán, junto a una nube de polvo proveniente del desierto del Sáhara. Además, a las 21:10 horas, el cono principal del volcán ha sufrido un derrumbe y la actividad volcánica ha aumentado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.