TOKIO LO RATIFICO DEPORTE Y CULTURA UNAS CENICIENTAS

(La siguiente columna de Gustavo Castro Caycedo, fue tomado de la página Web, Pantalla y Dial)

Por Gustavo Castro Caycedo

El lamentable bajonazo del deporte en los Juegos Olímpicos de Tokio, “estaba cantado”. Mientras le destinan millonadas a la guerra, despilfarran en publicidad y derrochan en infinidad de gastos innecesarios, suntuarios, y absurdos, ni el deporte ni la cultura han tenido en este gobierno la prioridad y la importancia que merecen; así lo han denunciado deportistas, artistas, académicos, y periodistas.

Los estados del mundo no ahorran cuando se trata de respaldar a los exponentes de estas dos expresiones del talento, arte, entrega y esfuerzo; pero hoy aquí eso poco le importa a quienes se tiran miles de millones en “mermelada”. Y en el inútil empeño de limpiar una imagen vergonzosamente devaluada e ineficiente.

Por eso es que la inmensa mayoría de los colombianos ya “no se tragan enteras” las promesas falsas, los ardides, las disculpas y las frases “milagrosas”: conocen bien la ineficiencia del “Ejecutivo” y saben muy que en Tokio se ratificó que el deporte y la cultura son dos cenicientas para el actual gobierno

“CUANTO MÁS TRIUNFAN MENOS DINERO LES DAN”

Informes de prensa se quejan con frecuencia sobre los bajos presupuestos para el deporte; el siguiente titular no requiere explicaciones: “Deportistas de élite colombianos protestan por reducción del presupuesto”. Según El Espectador: “Entre más triunfan nuestros deportistas, menos dinero les dan”.

El 4 de agosto de 2020, El Tiempo informó: “Es alarmante la reducción del 50 por ciento en el presupuesto del deporte para el año 2021, según la Representante a la Cámara Norma Hurtado”.

Por su parte, la representante Ángela Sánchez, declaró: “Veo con preocupación la reducción para el 2021, frente a lo solicitado; solamente se asignaron 443 mil millones de pesos; en 2020 fueron 676 mil millones”.

La revista Semana informó: “El presidente de Coldeportes Ernesto Lucena, dijo que no hay recortes en el presupuesto asignado para el deporte colombiano en el 2020. Aunque reconoció que es bajo, pero señaló que, ‘da para hacer grandes cosas”.

RESULATOS EN TOKIO LANGUIDO Y DECEPCIONANTE

Vamos al caso de los Juegos Olímpicos; el resultado de los Juegos de Tokio es triste, lánguido, decepcionante; no por falta de esfuerzo, entrega y voluntad de los deportistas, sino por la desprotección oficial.

Muy especialmente si se tienen en cuenta las exitosas participaciones y resultados de lo construido y conseguido por nuestro deporte en Londres 2012, y en Rio de Janeiro 2016.

Contrastando con la pobre cosecha de medallas y diplomas de Colombia en Japón, cómo nos refrescan las preseas que son triunfos de Mariana Pajón, Anthony Zambrano, Luis Javier Mosquera, y Carlos Ramírez.

Y los Diplomas Olímpicos de: Rigoberto Urán, 8° en ciclismo de Ruta y en la Contrarreloj; Juan Sebastián Muñoz, 4° en Golf; Santiago Rodallegas, 5° en levantamiento de Pesas; Mauricio Ortega, 7° en Lanzamiento de Disco; Jenny Arias, en Boxeo; y Robert Farah y Juan Sebastián Cabal, en Tenis. Y cuánto valoramos a nuestro crédito boxístico Yuberjén Martínez, que merecía medalla, pero al que unos jueces injustos y tramposos se la robaron.

Honor y gloria a los medallistas; a los ganadores de Diplomas Olímpicos; y a Martínez, el humilde pero grandioso pugilista a quien esos deshonestos jueces asaltaron, expoliándole “los tres asaltos” que ganó en franca lid a un japonés que apaleado por Yuberjén, no tuvo más “remedio” que salir “con el rabo entre las piernas”, cabizbajo y maltrecho en una silla de ruedas; y si es honesto, con la conciencia manchada por un triunfo que no merecía.

OTRO “SHOW” DESDE LA CASA DE NARIÑO

Como el “vitrinazo” el presidente no podía desaprovechar, era fundamental echar mano del espectacular triunfo del atleta Guajiro Anthony Zambrano, para “sacar pecho” y recitar frases de cajón; no obstante que el gobierno le había dio la espalda a los deportistas al “ensamblar” los últimos presupuestos que rebajó inmisericordemente.

En lugar de expresarle a Zambrano, “Aquí los espero en la Casa de Nariño”, más bien debió decirle, (como cuando los shows de las vacunas): “Anthony, saldré con gusto a recibirlos cuando lleguen a Colombia”. Pero qué se puede esperar, si ante al magnífico triunfo de Egan Bernal en el Giro de Italia, Duque ni siquiera se tomó el trabajo de felicitarlo, por razones que explicaremos en otra columna.

Sin que esta relación olímpica histórica pretenda ser una “cuenta de cobro” a los gobiernos, no hay duda alguna de que en el de Juan Manuel Santos, el deporte nacional recibió el mayor impulso de la historia. Y claro, los resultados fueron “ídem”: exitosos, contundentes, patéticos: nunca, antes ni después, durante ningún gobierno nuestros deportistas cosecharon tantos triunfos superiores de nivel mundial como en las dos olimpíadas anteriores a las de Tokio.

MÁS DE LA MITAD DE LAS MEDALLAS EN LONDRES Y RIO

Nadie justo podría esconder o desconocer que de 33 medallas olímpicas ganadas por colombianos en las justas más importantes del planeta, en Londres y Rio, se obtuvieron más de la mitad de las conquistadas en toda la historia por Colombia, 17 en total: 4 de Oro; 5 de Plata y 8 de Bronce.

Pero no fue un “acaso”, no; la diligencia, el conocimiento, la importancia y el apoyo dado a los deportistas para esas olimpíadas por los acertados funcionarios orientadores del deporte durante el gobierno Santos. Su acción fue directamente proporcional a la medallería obtenida, sus calidades ejecutivas y la orientación de las políticas deportivas, los destacan como unos verdaderos constructores de medallas olímpicas.

Hoy lamentamos el fracaso de los actuales “des-orientadores” deportivos, que: “se rajaron” sin remedio. Hablo de los mediocres “ministricos” del Deporte y de los incapaces directores de Coldeportes, quienes se merecen una “medalla de cuero”, por ineptos.

Por darle un trato de tercera a quienes aún sin respaldo oficial a los artífices de nombre y gloria al país, y porque de un plumazo enterraron el orgullo y la dignidad construidas con inversión, eficiencia, entrega y sacrificios heroicos en las pasadas dos olimpíadas que fueron gloriosas para Colombia. ¡Qué tristeza!

HISTORIA DE LAS MEDALLAS OLIMPICAS

En Múnich 1972, durante el gobierno de Misael Pastrana Borrero, ganó medalla de Plata, en tiro, Helmut Bellingrodt y de Bronce, Alfonso Pérez y Clemente Rojas en Boxeo.

En los Ángeles 1984, siendo presidente Belisario Betancur, Helmut Bellingrodt conquistó otra medalla de Plata

En Seúl 1988, era presidente Virgilio Barco, y Jorge Eliécer Julio ganó Bronce, en Boxeo.

En los Juegos de Barcelona 1992, estando de presidente César Gaviria, Trujillo, Ximena Restrepo obtuvo Bronce, en Atletismo.

En Sídney 2.000, María Isabel Urrutia ganó la primera medalla de Oro para Colombia, en pesas; era presidente Andrés Pastrana Arango.

Durante los gobiernos de Álvaro Uribe Vélez, Colombia ganó 5 medallas Olímpicas:  2 de plata y 3 de bronce, así: En Atenas 2004, María Luisa Calle conquistó una de Bronce en ciclismo; y Mabel Mosquera, otra en pesas.

Y en Pekín 2008, Diego Salazar y Leidy Solís, lograron medallas de Plata en pesas; y Jackeline Rentería una de bronce, en Lucha.

EN LONDRES Y EN RIO COLOMBIA LLEGÓ A SU MÁXIMO

Durante el gobierno Santos, el deporte colombiano llegó a su máximo; en 2012 en los Juegos Olímpicos de Londres y en 2016 en Rio de Janeiro. En Londres, Mariana Pajón en BMX y Caterine Ibargüen, en Salto Triple, ganaron medalla de Oro. Rigoberto Urán, en ciclismo y Oscar Figueroa en pesas, conquistaron medallas de Plata; y Ubaldina Valoyes, en pesas; Jackeline Rentería en pesas conquistaron medallas de Plata. Y de Bronce en Judo, Yuri Alvear; Carlos Oquendo, en BMX; y Oscar Muñoz en Taekwondo.

Y en Rio de janeiro, el deporte colombiano brilló como nunca ganando 8 medallas: 3 de Oro con Mariana Pajón en BMX, Oscar Figueroa, en Pesas, y Catherine Ibargüen, en Atletismo. También 2 de Plata, con Yuri Alvear, en Judo, y Yuberjen Martínez en Boxeo. Y 3 de Bronce, Luis Mosquera en pesas; Ingrit Valencia, en Boxeo y Carlos Ramírez Yepes, en BMX.

COLOMBIA SUFRE HOY UN “BAJONAZO DE PRESEAS”

En los Juegos Olímpicos de Tokio, se “derrumbó la estantería” que habían levantado los valiosos deportistas orientados por eficientes funcionarios del deporte. Colombia sufre hoy un “bajonazo de preseas”; solo hemos ganado 3 medallas de Plata y una de Bronce, y algunos Diplomas Olímpicos que en el pasado fueron decenas; y no pareciera que tengamos opción de más medallas, ni diplomas; habrá que esperar a que terminen los juegos.

Los deportistas habían protestado varias veces por la disminución del presupuesto gubernamental para el deporte; el retroceso de lo avanzado en Londres y Rio de janeiro, se veía venir.

Hasta hoy en Tokio, Mariana Pajón en BMX, Anthony Zambrano, en atletismo, y Luis Javier Mosquera, en pesas, han conquistado medallas de Plata, y Carlos Ramírez, de Bronce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.