Obra “Soñar despierto” – Helen Fares de Libbos

“Soñar despierto”, así se titula este libro de la prolífica escritora Libanesa Helen Fares de Libbos. En particular, este nos comparte detalles sobre uno de los pasatiempos, trabajos, habilidades y formas de expresión artística favoritos de la autora: El bordado y tejido a mano. A través de hermosas imágenes y fotografías de algunas de sus creaciones, Helen nos enseña los pormenores de este arte y labor, que aprendió desde su niñez (trabajando para una empresa familiar de hermosos y valiosos muebles) y que le representan, entre otras cosas, la feminidad, la creatividad, el carácter, el espíritu de lucha y la esperanza de la mujer.

Como es característico de sus libros, en “Soñar despierto” podemos encontrar un enriquecido panorama de conocimientos y perspectivas sobre el arte de la manualidad con la seda y el hilo de lana virgen. Helen nos recuerda el origen histórico y cultural de los materiales principales para desarrollar este arte: El conocimiento ancestral fenicio del uso y cultivo de la seda, de cómo los cultivadores del gusano (sericultores) están atentos para extraer el mejor hilo de los capullos asentados en sus moreras, de cómo se procesa debidamente la lana de la ovejas que nos acompañan y protegen del frío desde hace milenios, de cómo extraer las fuertes y ventajosas fibras vegetales provenientes del fique para fabricar los costales, y de cómo el bordado llegó a su natal Líbano a través de la enseñanza francesa.

El libro de Helen aborda la idea de una creación artística de posibilidades ilimitadas y  hace referencia a la expectativa del resultado de lo que se está creando: “Soñar despierto, como decidí que fuera titulada esta obra, es mi deseo de elogiar todos esos instantes en que he estado laboriosa en lo que me gusta hacer, soñando con ese logro que obtendré: una carpeta, un mantel, un vestido, un artículo decorativo, una pieza tejida para reemplazar el tapiz de alguna de mis sillas, o tantas otras cosas que me llenan de satisfacción”, nos cuenta la autora.

Para cada una de las técnicas de bordado y tejido que domina y nos explica la artista, existe una reflexión filosófica sobre la utilidad, el significado y la importancia de compartir su conocimiento y destreza con otras mujeres. Para Helen, esta labor puede significar una importante fuente de ingresos y sostenimiento económico para muchas de las creativas mujeres colombianas, no en vano, fue a través de este arte que la autora logró el sostenimiento de sus seres queridos, “Con esta habilidad he sacado a mi familia adelante”, menciona en su libro.

Es por esto último, y por el permanente deseo de ayudar amorosamente y gentilmente a los demás, que Helen nos cuenta en su libro que desde que llegó a Colombia, específicamente a la población de Chiquinquirá, ha intentado compartir su conocimiento y habilidad en el bordado y tejido a otras mujeres. Así es como poco a poco y paso a paso, con cada punto de cruz, con cada obizón, cada mantel, cartera, collar, o cuadro que enseñaba a realizar, se ganaba el cariño y reconocimiento de los pobladores.

Al día de hoy, el reconocimiento y admiración al arte de esta mujer libanesa ha trascendido las fronteras de este municipio boyacense. Helen ha logrado, con base en el trabajo y amor en lo que hace, destacar en cada aspecto que se propone. Y es que en cada cosa que hace esta autora nos comparte un poco de su vida, de su intimidad, sus miedos, sus pasiones y alegrías. Quizá es por ello que cualquier reseña se puede quedar corta en intentar abordar el entramado universo que Helen quiere compartirnos, un lugar en el que el que, como ella dice: “El tejido más hermoso es el de la vida.”

Detalle hecho de capullos del gusano de seda.

Autores de la reseña: Camila Calderón y Santiago Grass.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.