Nueva estrategia por parte de EE. UU. en la lucha contra las drogas

 Por Ángel Yosniel | 04/11/2021.
La administración de Joe Biden no se va a quedar con los brazos cruzados. En esta ocasión ha implementado una estrategia para erradicar y destruir los laboratorios en donde se producen los alucinógenos.

Imagen tomada de Pixabay

El pasado lunes, la administración de Biden presentó una nueva táctica para enfrentar el aumento de la exportación de drogas, así como su producción masiva e individual, además se incluyó en la estrategia el mejoramiento del desarrollo rural y la protección del medio ambiente en Colombia.

Estados Unidos llevó a otro nivel la guerra contra las drogas, pese a que en el pasado, los intentos de erradicar de raíz la causa tuvieron resultados desfavorables. En el 2018 las hectáreas de cultivo de coca disminuyeron un 0,1%, y la producción de cocaína pasó de 900 toneladas métricas puras a 887. Los niveles de cocaína fueron bastante altos en ese año, aunque no aumentó considerablemente desde el año 2012.

La ONDCP (por sus siglas en inglés), o también conocida en español como La Oficina de Política Nacional para el Control de Droga, anunció en una rueda de prensa que esta nueva iniciativa se va a dar en conjunto con las autoridades colombianas, a través de varios pilares destinados a erradicar la producción de estupefacientes.

El primer pilar está creado para luchar contra las drogas en Colombia. Trata sobre la destrucción de laboratorios de cocaína, de esta forma se espera una reducción de la demanda de drogas al exterior. Además, existen planes para contrarrestar el lavado de dinero, y llevar ante la justicia a los narcotraficantes.

El segundo pilar busca la implementación concisa del acuerdo de paz, firmado en el 2016 por el gobierno de Juan Manuel Santos. Asimismo, no se escatiman esfuerzos para mejorar la inversión en el sector rural, la seguridad ciudadana, y la integridad de la justicia.

La Casa Blanca quiere apoyar los esfuerzos en proteger a los líderes comunitarios, quienes han sido el blanco de organizaciones delictivas. La intención es reducir la dependencia a la coca, y formalizar el suelo.

El tercer pilar busca cuidar al medioambiente de los narcotraficantes, igualmente existen esfuerzos para restaurar los ecosistemas dañados, y eliminar los campos de cultivo de coca.

Esto forma parte de una agenda programada del Grupo de Trabajo Bilateral Antinarcóticos de Colombia y Estados Unidos.

“La estrategia desarrollada por los gobiernos de Estados Unidos y Colombia luego de meses de discusiones bilaterales se enfoca en un enfoque holístico que reconoce la importancia de la seguridad, la justicia, el desarrollo económico y la protección ambiental”, expuso la directora interina de Política Nacional de Control de Drogas, Regina LaBelle.

Al cierre de esta edición, se erradicaron 4.500 hectáreas de cultivo de coca al sur de Colombia, asimismo la Policía Nacional incautó cerca de 4 toneladas de cocaína que se iban a enviar a Alemania.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.