No usar el tapabocas podría revelar rasgos de narcisismo y psicopatía

Imagen: Clikisalud.Net

Por Myriam Manosalva | 05/07/2021.
El tapabocas se ha convertido en la herramienta número uno en la batalla contra el COVID-19, ya que el riesgo de contagio se reduce de manera significativa, si lo acompañamos además del lavado constante de manos y del distanciamiento social, evitando así una mayor propagación y por consiguiente más muertes a causa de esta enfermedad.

Son muchos los casos de personas que, al no creer en la existencia del coronavirus o considerar que de enfermarse no morirán, se exponen de manera descarada al virus asistiendo a espacios cerrados con multitudes, no se lavan las manos al regresar a casa y no usan el tapabocas al salir de sus hogares, comprometiendo no sólo su salud sino la de cientos de personas en una cadena de contacto letal.

El estudio “Adaptive and maladaptive behavior during the COVID-19 pandemic: The roles of Dark Triad traits, collective narcissism, and health beliefs” escrito por Bartłomiej Nowaka y Paweł Brzóskaa y publicado por el medio Newsweek, demostró que las personas con rasgos de personalidad como el narcisismo, la psicopatía y maquiavelismo, son quienes más se niegan a cumplir las restricciones durante la pandemia.

El estudio se realizó sobre un grupo poblacional de 755 personas, con edades comprendidas entre los 18 y los 65 años. Las personas con los rasgos de personalidad descritos anteriormente, indicaron sentirse susceptibles a la enfermedad, pero renegaban de las medidas preventivas por considerarlas infructuosas. Este grupo de participantes mostró también un mal estado de salud  y corta esperanza de vida.

Al respecto también se realizó un estudio en la Universidad Estatal de Londrina, en Brasil, en el cual se encontró que los participantes con características antisociales, como la falta de empatía natural e insensibilidad, son quienes además no tienden a cumplir las normas como el uso de tapabocas y el distanciamiento social.

Estos estudios demuestran que el cumplimiento de las normas preventivas frente al COVID-19, no sólo evalúan la capacidad para acatar reglas a cabalidad y el nivel de educación ciudadana, sino también revelan el carácter del individuo para con su entorno, el respeto que este tiene frente a la vida del otro y las facultades que tenemos para ejercer la supervivencia como sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.