No escribo para vivir, vivo para escribir: OLVIDAR

Por Helen Fares de Libbos | No olvido que a cada día le corresponde su propio afán, eso es sabiduría y práctica, por eso se me facilitan los buenos negocios.